Declaración de ASOFIL sobre la situación de la Amazonia julio de 2020

Declaración de ASOFIL sobre el genocidio y la devastación en la Amazonia brasileña

 

Como comunidad intelectual y política situada en la realidad regional del Cono Sur, la “Asociación de Filosofía Latinoamericana y Ciencias Sociales” (ASOFIL), considera:

Que el planeta Tierra se encuentra hoy en medio de una pandemia por COVID-19, la cual –de no encontrarse oportuno remedio- amenaza nuestra existencia como especie, altera nuestras formas básicas de convivencia social y nuestra relación con la naturaleza toda.

Que esta pandemia es solo el emergente de una crisis mucho mayor. Mientras grandes sectores de nuestros pueblos sufren y mueren, representantes de sectores financieros y empresariales internacionales están aumentando su poder y riqueza a costa de quienes están sufriendo del modo más intenso. Se apoderan de tierras y recursos naturales mediante el genocidio, la persecución racial, la tala y el incendio de bosques y selvas, colocando en todos los casos el lucro personal por sobre la vida y el bien común de la humanidad.

Que desde hace casi medio siglo se vienen sucediendo escritos de pensadores, políticos, hombres de ciencia que –en congresos y organismos internacionales y variados documentos- denuncian el vínculo existente entre la depredación ambiental, el agotamiento de recursos y la pobreza, así como la brecha creciente entre países ricos y pobres. Hace pocos días se han cumplido cinco años de la publicación de la Encíclica Laudato si’ y, más recientemente, el Sínodo de la Amazonia (6 al 27 de octubre de 2019) ha subrayado la necesidad de una renovada convivencia con nuestro entorno natural.

Que entre los hechos más significativos ocurridos últimamente en la región amazónica del Brasil, pueden citarse la quema y tala indiscriminada de bosques, con autorización explícita de las autoridades gubernamentales y del mismo presidente de la República, Jair Bolsonaro. La persecución a los pueblos originarios, el deterioro administrativo de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) y el aumento creciente de las usurpaciones violentas de tierras; lo cual -sumado al abandono sanitario de las poblaciones originarias- ha causado innumerables muertes por COVID-19 en las regiones que habitan, del mismo modo que ha aumentado el riesgo sanitario de aquellas poblaciones que hasta ahora permanecían aisladas.

Que en la reciente convocatoria realizada por la Red de Universidades para la Casa Común (alojada en la Universidad de San Isidro, Argentina), titulada Todas y todos somos Amazonía, se plantearon crudamente los problemas que agudizan la letalidad de los pueblos amazónicos, especialmente el racismo y la pobreza. Convocatoria esta que escuchamos, compartimos y acompañamos. A lo cual sumamos el pensamiento y los deseos del Papa Francisco en Querida Amazonia: que esa tierra “luche por los derechos de los más pobres, preserve la riqueza cultural, custodie celosamente la abrumadora hermosura natural” y por último, que las comunidades que la acompañamos seamos también “capaces de entregarse y encarnarse en la Amazonia”. Si estos sueños se convirtieran en realidad, habríamos respondido al llamado de la Madre Tierra y de nuestro querido pueblo hermano del Brasil hoy sufriente de una manera muy especial.

Por todo ello nuestra Asociación de Filosofía Latinoamericana y Ciencias Sociales

  1. Hace explícita y renueva su solidaridad con los sectores más vulnerables de nuestros Pueblos latinoamericanos –y muy especialmente con el pueblo hermano del Brasil-  inscripta ya en la tradición de Filosofía de la Liberación que –hace ya cuarenta años- marcó su rumbo.
  2. Declara nuestra adhesión a la defensa del derecho humano al agua, al ambiente y a la biodiversidad, pero rechazamos toda “internacionalización” de la cuenca amazónica, que la convertiría en botín de alguna potencia o de empresas multinacionales, y reclamamos en cambio su administración consensuada entre los países que la integran y los pueblos que la habitan.
  3. Exhortamos a imaginar y trabajar activamente en pro de una renovada integración latinoamericana, hoy seriamente agredida por un nuevo ciclo neoliberal en varios de sus países. Esta unidad no solo es posible sino necesaria para participar de un nuevo orden internacional –más justo, más libre y más democrático- que debemos gestar como solución duradera a los problemas del presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: